Para degustar comida italiana fusionada con los sabores de la gastronomía tradicional casera nació Rosa Amelia, un restorán que se especializa en pastas, pero que cuenta con una carta que incluye ingredientes diferentes que aportan sabor e identidad, todo aderezado con Sal de Cahuil que tiene un 30% menos de sodio.

En su oferta incluye platos para compartir como las Provolettas y los Carpaccios, además de una sabrosa selección de mariscos frescos. El
Osobuco a la Milanesa y el Atún Rosa Amelia son parte de las sugerencias del chef, al igual que el Filete Serrano que fusiona lo mejor de ambos ingredientes. Los más pequeños tienen un menú especial con porciones ideales y sabores que todos disfrutan.

Entre las especialidades se encuentran la Lasagna Boloñesa, Canelones de Jaiva, Ñoquis en su salsa y variados Risottos. La carta de vinos permite un maridaje ideal para disfrutar de los platos dulces y salados, siempre con la buena asesoría del equipo de servicio.

Egon Nilsen, administrador del restaurante, contó que además de lo tradicional buscan innovar respecto a las recetas: “Se están incorporando pastas de variados sabores, agregando, por ejemplo, espinaca, maqui, betarraga, entre otros. También vamos a incorporar nuevos platos para compartir y tablas”.